miércoles, 19 de agosto de 2009

Según la Revista ”Arte Fotográfico ”La delicadeza oriental, la sutileza del color, el embrujo mediterráneo y el ritmo de las formas que siempre han marcado
la obra de SHIN YAMAZAW se dan cita en esta colección que recoge el ballet que se desenvuelve en el albero taurino.

Entre la lucha del hombre y la bestia el artista plasma y manipula un reto por mostrar la dinámica colorista en haces de luz dispersos e
impresionistas.

Hay en la obra de SHIN YAMAZAWA un reflejo de admiración por Goya que le ha motivado a realizar cada colección taurina. Como él mismo nos narra, la atracción que en él despertó el artista aragonés, al contemplar su trabajo en las excelentes pinacotecas españolas, le ha motivado a seguir como discípulo de la imagen impresa del maestro que en su paleta conjugaba los tonos cálidos de la etapa más costumbrista con la
líneas rápidas y seguras de sus dibujos dedicados también a la fi esta de los toros,”La Tauromaquia

1 comentario:

Manuel Aresti dijo...

A mí me encantó por dos cosas; la primera por su fotografía que no me cansé de mirarla, y por su simpatía y naturalidad. Tengo que volver a visitar el Hotel Carlton, gracias.